Desinfecta y limpia a profundidad. Relaja y humecta brindando frescura y suavidad. Reafirma y repara la piel. Como sabes la miel es antiseptica, antibacterial y antimicrobial por lo que previene la aparición de granitos; ademas es un tratamiento eficaz para combatir las arrugas ya que las vitaminas y minerales se absorben por la piel.

Libre de parabenos.